Enter your keyword

HOMENAJE A JOSE BALMES PARRAMÓN

HOMENAJE A JOSE BALMES PARRAMÓN

HOMENAJE A JOSE BALMES PARRAMÓN

Premio Nacional de Artes Plásticas 1999

Nació en Montesquieu, Barcelona, España, el 20 de enero de 1927 y murió el 28 de agosto de 2016. Llegó a Chile en 1939 a bordo del barco Winnipeg, como refugiado de la Guerra Civil. Es ciudadano chileno.

Realizó sus estudios en la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Chile entre 1944 y 1949, donde fue alumno de Pablo Burchard y Camilo Mori. Desde 1950 hasta 1973, fue Profesor de esta institución.

En 1954 viajó a Europa para perfeccionar sus estudios, becado por la Universidad de Chile.

En 1959 Balmes creó el Grupo Signo en conjunto con los pintores Gracia Barrios, Alberto Pérez y Eduardo Bonatti.

En 1966 fue nombrado Director de la carrera de Artes Plásticas de la Escuela de Bellas Artes y en 1972 Decano de la Faculta de Artes de esta institución, cargo que desempeñó hasta 1973 cuando partió al exilio junto a su familia a Francia.

Fue Profesor de Pintura asociado de la Unité de Formation et de Recherche Arts Plastiques et Sciences de l’Art de l’Université París I Pantheon, La Sorbone, Francia (1974 a 1985).

Desde el año 1986 ejerció como profesor de la Escuela de Arte de la Universidad Católica de Chile.

Fue Presidente de la Asociación de Pintores y Escultores de Chile – APECH durante 16 años

Fue nombrado director del Museo de la Solidaridad Salvador Allende (MSSA) en 2006.

La importante y activa labor docente que desarrolló José Balmes ejerció una notable influencia en las generaciones de nuevos artistas. Entre estos destacan Francisco BrugnoliPatricia IsraelEugenio Téllez y Eugenio Dittborn.

La obra del artista fue reconocida tanto en Chile como en el extranjero. Expuso en destacadas galerías de Europa obteniendo importantes reconocimientos.

Sobre su obra

El trabajo de José Balmes era una visión testimonial y crítica de las acciones humanas, pero no como un simple acto de dar cuenta de hechos, sino entendiendo la pintura como memoria.

Desde la pintura figurativa evolucionó hasta la expresividad total. El rasgo característico de sus obras fue el gesto, el cual se canalizaba a través del color, los materiales y también la representación.

Esta última se expresó en la incorporación de diversos objetos al cuadro: bolsas de plástico, hojas, papel de periódicos, etc. Todo esto reflejaba un cuestionamiento al soporte del cuadro, y la utilización de un lenguaje de presentación (no representativo). Estos rasgos vincularon la obra de Balmes al informalismo.

La propuesta artística de José Balmes estuvo siempre muy ligada a un plano social, a un compromiso del artista con el hombre y con el papel del arte en la conciencia colectiva.

En forma crítica y testimonial desarrolló imágenes que se movieron en torno al hombre y su contingencia. Dentro de la corriente informalista, el estilo que Balmes desarrolló es de una expresividad extrema, de un realismo que fue adquiriendo distintas formas a lo largo de su trayectoria, sin dejar nunca de lado el sentido de responsabilidad social, lo que ha generó obras con un impacto fuerte y directo de la materia, resultado de su compromiso frente a la contingencia histórica.

Aunque mantuvo la permanencia del óleo como medio de expresión, Balmes desarrolló un lenguaje muy particular a través de diversos medios expresivos como el collage, la inclusión de objetos reales, la pintura aerosol. “Para expresar su temática hace uso de un lenguaje plástico de gran elocuencia, planos de color aplicados a través de brochas, pinceles, spray y rodillos, todo es válido ante su necesidad de expresión” (Beatriz Huidobro Hott, curadora).

Balmes fue un artista comprometido con su tiempo y con la realidad inmediata y lejana, muertes injustas, asesinatos, pueblos oprimidos, luchas de trabajadores, violencia y dolor contemporáneos (“Paz”, “Vietnam”, “Santo Domingo”). La incorporación de elementos cotidianos, de materiales toscos, de textos y elementos simbólicos son resultado del estudio y de la denuncia que deseó realizar frente a la realidad de su época. Son obras que contienen un fuerte cuestionamiento, inquietudes políticas y sociales, testimonios de fuerte carga emotiva.

Fuente: Museo de Arte Contemporáneo 

Fotografía: Facultad de Artes

Related Posts